11 de marzo de 2010

Bienvenidos

Esta semana está siendo un no parar de estrenos. Un amigo ha sido recibido en Valencia con los brazos abiertos: ayer vio su primera mascletá y casi en primera línea (no nos queríamos arriesgar demasiado por si le daba un patatús). Con los trucos necesarios de: "Abre la boca un poco para que no te retumben tanto los oídos" y "Huele, huele. Mira qué bien huele a pólvora" pasó la prueba con creces y ya es todo un valenciano de pro a pesar de haber nacido en Córdoba.
Y el estreno que nos hace más felices es el de Nicolás y Martín. Dos gemelos que nacieron ayer durante el frío día de León. ¡Qué nervios durante la espera! Y ¡qué alegría al ver las fotos! Es lo que tiene la distancia. Pero en cuanto el tiempo nos dé una tregua iremos para poder achucharlos. Y sobre todo a los padres, o mejor dicho, a la madre. Porque en estos casos hay que admirar a la madre. No sabéis el barrigón que tenía y lo bien que lo llevaba. Silvia, la madre en cuestión, mientras llebava esa barriga nos preparaba la cena o se venía de tapas con nosotros con una sonrisa en la cara. Eso siempre. Así que muchas felicidades desde aquí a los papás y al hermano mayor que está como loco. Por cierto, cómo se nota que las madres son organizadas por naturaleza, porque una de las cosas que hizo Silvia antes de irse al hospital fue hacerse seguidora de este blog... Eso es tener sentido común...o no.

3 comentarios:

  1. Pues enhorabuena a tu amigo por asistir a la mascletá y, especialmente, a Silvia, por haber traído al mundo dos luces de una vez.
    Saudos.

    ResponderEliminar
  2. Felicidades a la madre, a la mascletá y a tooo quisque. Felicidades por recibir nuevas seguidora, !olé! Ché.
    He observado que no respondes a las entradas, lo respeto, cada cual !pascuál! Tampoco visitas blogs, eso me parece, ¿me equivoco? todo puede ser. Si te gusta que la gente venga aquí, es lógico ¿para qué escribimos y mantenemos un blog? Pero...es una opinión, tal vez a los demás también les encantaría ver qué opinas de lo que esciben, piensan, et.
    !No tengo tiempo! Ayyyyy ¿a quién le sobra????
    De buen rollo y con un beso cariñoso.

    ResponderEliminar
  3. Hola Natalia. Desde que creé este blog lo único que he querido es que la gente disfrute con los relatos. Nada más. Por supuesto que me encanta que comentéis. Eso anima a seguir escribiendo. No suelo comentar las entradas porque así lo quise desde el principio. Al igual que no apruebo los comentarios antes de publicarlos. Creo que la base de internet es esa, que cada uno escriba libremente. Y no he encontrado ningún problema sobre eso. Igual que tampoco creo en el intercambio real de seguidores o comentarios. Es decir, que tenga que comentar en un sitio porque alguien comente en mi blog. Visito todos los blogs de los que me siguen y comento en aquellos que creo puedo aportar algo. Hay muchos blogs y otrros tantos estupendos y me encanta navegar por ellos. Lo de la falta de tiempo es lo de siempre.
    Muchas gracias por tu comentario. me paseo ahora por tu blog ;)

    ResponderEliminar