9 de abril de 2010

¡A Ibiza! que la edad no importa

Organizar un viaje de amigas siempre es complicado. Aunque hace mucha ilusión hay que cuadrar agendas, planear bien el transporte, los horarios, conocer el gusto de todas para saber qué hacer en cada momento y un sinfín de cosas que a priori hace dudar del resultado final.
Lo perfecto si queréis organizar un viaje de estos es poneros en contacto con Lorena. Ella en menos de una hora organizó un viaje a Ibiza con las amigas de lo más completo. Había pensado en todo y se lo contaba a su madre entusiasmada: "¡Nos vamos todas las amigas a Ibiza! Primero cogemos el tren, luego el metro y luego el barco (se ve que vive muy lejos de cualquier enlace). Y al llegar allí nosotras a nuestro rollo al sol con un cubata en la mano y una gorrita". "¿Quéeeeee?!" gritó Mónica, la madre de Lorena, totalmente encolerizada. "¿Cómo que te vas a Ibiza? ¿Y tus amigas por qué no paran de llorar?"
La madre se tuvo que sentar en un banco a la puerta del cole de Lorena mientras los padres del resto de niñas le explicaban que su hija, de cuatro años y en Preescolar, había organizado un viaje a Ibiza con las amigas y que lloraban porque los padres les estaban diciendo que no se podían ir.
"Mamá, no llores que tú también te vienes para cuidar de las más pequeñas, las de tres años..." (sonrisa angelical y parpadeo de pestañas de Lorena, gran artista y experta en esto del convencer).
Nota: Los diálogos de Lorena son palabras textuales. Incluido lo del cubata, sí.

4 comentarios:

  1. Pues ya te digo que esta niña, Lorena, promete y mucho, como novelista no tendría precio. Madre mía, que graciosa.
    Un texto muy simpático. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Esa esa!! esa es mi sobri!!! jajaja, una crack. Clara, la tenemos que llevar a tu amigo buenafuente, que tiene para dar y tomar.

    ResponderEliminar
  3. El padre de la criatura10 de abril de 2010, 10:38

    Así fué, todos los padres diciéndome, pero es que os vais a Ibiza, que mi hija dice que se va a Ibiza, que locura a la salida del cole.
    Pero si hay que ir a Ibiza a llevarlas uno va.
    Un beso a la escritora.

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que es demasiado para nosotros, su familia. Ademas de ser una monada física, esa boquita da mucho juego. Habrá que verla con 20 añitos más, toda una juerguista. Esos papás se podrían dedicar a fabricar niñas, ya que el molde lo tienen perfeccionado.
    Un abrazo, Clara y enhorabuena por tu texto.

    Marisa Bonillo

    ResponderEliminar