3 de mayo de 2010

Futura mamá

Con unas horas de retraso escribo la entrada de hoy. El cambio de armarios es una dura tarea y que tu marido la entienda y la comparta, más. Así que en eso hemos estado hoy. Os lo contaré otro día. Porque hoy (para mí todavía es 2 de mayo) quiero hablar de las madres.
Como la ñoñería no es lo mío, en el Día de la Madre, felicidades mamá ;), quiero felicitar a todas las que serán mamás en un futuro.
Desde hace tiempo no sé si por la edad, por la falta de conversación al estar tanto tiempo juntos o por yo que sé, siempre que quedamos los amigos acaba saliendo el tema de los hijos. "Nos tenemos que poner de acuerdo y tenerlos todos a la vez". Claro, si ya cuesta decidir a dónde vamos después de cenar, ¡como para calcular los ciclos de cinco chicas! Imposible. "A mi me haría mucha ilusión que le pusiérais mi nombre", siempre hay alguien que ejerce la publicidad subliminal... "Pues haremos lo mismo que hacemos ahora, eh. ¡Y que se acostumbren!", ya salió con el que luego no podrás ni toser mientras el niño duerme, ya veremos, ya. Y como he sido la primera en casarme, tarde o temprano todas las miradas se fijan en mí. Y la pregunta de marras ya ha salido por la boca del barrio entero, médico de la seguridad social incluído. Estos se interesan en unas cosas más absurdas...
Y harta del tema acudí a una bruja o pitonisa, amiga de la familia y con un 100% de aciertos comprobados. Antes pactamos las amigas: "Vale. Pregunta quién será la primera de las amigas en tener un bebé. Pero no nos lo digas". Allí que me fuí con un poco de temor porque nunca había asistido a un viaje al futuro. Pero a pesar del miedo pude hacer la pregunta correcta. Y sin dudarlo me dijo: "Sois cuatro contigo cinco ¿verdad?" ¡Verdad! Y mirándome fijamente me dijo quien sería la afortunada. Fue un poco "momento expulsión" de Gran Hermano: "Y la mamá será..." Sólo yo lo sé. En esta semana tenemos que hacer el ritual del sobre. Pondré el nombre dentro de un sobre y lo lacraremos firmándolo todas. Lo guardaré a buen recaudo y a la primera contracción ¡zas! el sobre con el resultado. Para que no haya ni trampa ni cartón.
Claro, los novios ya me empiezan a presionarme y alguna de ellas con caras de pena y pucheritos. Ay, ¡cómo me gusta el poder de la información! ¡Felilcidades futura mamá! (Sí, sí, va por ti ;).

2 comentarios:

  1. Venir aquí es asegurarse un ratito de esparcimiento y sonrisas. Tu espontaneidad en los textos es única. Gracias, sigue así.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. voy a llorar un rato (de rabia pq no sueltas ni mu)

    ResponderEliminar