14 de diciembre de 2010

Arte

Siempre me ha gustado rodearme de cosas y gente con "arte". A veces creo que soy la doble personalidad de la Baronesa Thyssen, aunque me peino mucho mejor, por supuesto. Si pudiera compraría cuadros y cuadros pero claro, aparece el factor dinero, el papel más caro en proporción tamaño/precio. Pero menos mal que en el arte no sólo importa el precio y por eso en mi casa las paredes están llenas de cosas hechas por nosotros. Desde una chincheta gigante a cuadros de tela pasando por un skyline en proyecto.
Y en todo este mix preside el salón un cuadro de Manolo Zambrano. En estos meses uno de los días en los que más rabia me ha dado no tener dinero ha sido en su última exposición. Ese día y el día que entré en una tienda de zapatos del centro... ¡Qué lástima!
Hubiera llegado feliz con un camión, le hubiera indicado las maniobras para hacer marcha atrás , que abriera las puertas traseras, hubiera abierto El Micalet (que era donde se hacía la exposición) y ale ¡a subir todos los cuadros! ¡Quié felicidad!
Además es una gozada poder hablar en la propia expo con el artista en cuestión y ver como le apasiona realmente este mundo en el que mezcla el Por art con retratos realistas de manera sorprendente. Cuadros llenos de color, de mil dimensiones, con un trazo limpio y un mensaje claro. Una maravilla. Los Reyes Magos me trajeron el año pasado uno de sus cuadros. Os enseño aquí otro por si tenéis suerte con Sus Majestades:

También podéis leer este post en el Diario Levante EMV

4 comentarios:

  1. gran post, y gran blog, nos leemos en http://www.godsavethebrief.com saludos

    ResponderEliminar
  2. Bueno yo espero que estés un tanto más cuerda que la Baronesa, jeje, y de paso ya que ando por aquí, te deseo una feliz navidad!!

    Manu UC.

    ResponderEliminar
  3. Ya quisiera la baronesa contar con tu creatividad, su único mérito es tener muchos de esos papelitos de desproporcionado ratio precio/cm2.
    Tú modesta colección y pluma (o teclado) vale más que todo eso.
    Suerte!

    ResponderEliminar
  4. He dado contigo de puro churro y me reconcilia con la humanidad encontrar toques de frivolidad, cultura, humor y arte.
    Si, la baronesa vive rodeada de belleza pero no se empapa, su estética de muñeca encremada, tirante la sonrisa y vestimenta siempre plusmarquista la delatan.

    ResponderEliminar