4 de enero de 2011

Sus Majestades los Reyes Magos

Primero de todo ¡Feliz 2011 a todos!
Espero que todos hayáis pasado o estéis pasando unas Navidades como queríais. No como dicen los grandes almacenes, o como desea vuestra familia o vuestros amigos, si no como vosotros hayáis decidido. Sé que algunos amigos bloggeros han pasado las Navidades lejos de casa por temas de trabajo o así. Querría haberles escrito antes para decirles que no pasa nada. Que no es una tragedia. Y que las Navidades son para que sean como queramos. Ni más ni menos. Aunque suene cursi, las Navidades son donde estáis vosotros.
Acordándome de esto estaba cuando he tropezado de nuevo con El Saquito del Pastor, y he pensado enseñároslo porque es lo perfecto para que os acompañe en estos días. Ahora mismo yo os estoy escribiendo con uno apoyado en las piernas y una mantita encima... mmmm. Un poco de turrón ¡y para que más!
Como muchos no sabréis de lo que os estoy hablando, os he puesto el enlace. Basicamente es un saquito que se calienta en el microondas y calienta la cama, calma dolores y tal. Lo mejor, que no se enfria como las bolsas de agua y que no es peligroso como la manta eléctrica. Y lo mejor de lo mejor: ¡qué tiene unas telas ideales! Así lo puedes dejar por el sofá sin tener que guardarlo. Como digo me he tropezado con su blog y me ha hecho gracia el comentario de incluir este Saquito en la carta de Sus Majestades los Reyes Magos.
Esta es mi aportación navideña para estos días. Y, por favor, no os peguéis codazos en las compras locas de estos días. ¡Pensad en la finalidad de regalar y de sorprender! Pero con buen flow...

2 comentarios:

  1. ¡Acuestate pronto! Si no ya sabes que pasan de entrar.
    Besets

    ResponderEliminar
  2. jajajajaja tal para cual.
    Besets para las dos.
    Teresa

    ResponderEliminar