6 de febrero de 2011

¡Dadme una escopeta de balines!

Ay, qué abandonado tenía esto de escribir... Y no por falta de ganas.
Después de estos días, como imagináis, tenía varias cosas que contaros. Había elegido otro tema que os contaré un día de estos, cuando de pronto irrumpe en el salón de mi casa el nuevo anuncio de una compañía de seguros. La mascota convertida en un pelcuche nada logrado, digno de tómbola de feria. Y ya entiendo porqué. En cuanto empieza la canción, temazo bailongo de Carlos Baute, con voz de cantante de orquesta, empiezas a buscar la escopeta de balines para dispararle. Yo ya veo la diana en la cara del erizo. Y para colmo se ve el brazo de quien maneja la marioneta en cuestión... Me imagino que, como se ve el brazo varias veces, lo habrán hecho con esa intención, para personificar, para darle un guiño, para que sea el brazo de la aseguradora, o mil justificaciones más. Pero entonces ¿Porqué no se ve siempre?
Sea como sea yo ya me he preparado la diana al lado de la tele para desahogarme. ¿Son manías mías o vosotros también lo véis así?



También puedes leer este post en el Diario Levante EMV

4 comentarios:

  1. Espero que tengas punteria, porque tan cerca de la tele...

    ResponderEliminar
  2. Supongo que lo del brazo será por lo que dices, por personificar la agencia, dotarla de cierta... ¿Humanidad? Sí, sencillamente a veces la publicidad es de lo más absurda.

    Un beso,
    Manu UC.

    ResponderEliminar
  3. Supongo que serán tomas informales, sin más, donde el centro de atención es el bicho aunque se adivine su manipulador.
    ...no le peques al pobrecillo, que es muy mono!

    ResponderEliminar
  4. Acabo de leer esta historia después de la del armario y he llegado a la conclusión que o bien es el erizo ... o el que pone la mano dentro que te han leído ... cosas más raras se han leído jajaja.
    Besos.

    ResponderEliminar