9 de junio de 2011

El día que el Iphone cambió mi vida...

Estudias una carrera, nada normal, lo sé, pero qué le vamos a hacer, si es lo que me gusta... Te licencias en Publicidad. Para aumentar más la tensión te especializas en marketing político. Pasan los años. Y cuando más o menos la gente que te conoce entiende a qué te dedicas, vas y te haces ¡Community Manager! Menudo panorama... Otra vez a explicar que es lo que haces, como lo consigues... ¡Buf!

Y este panorama, así, resumidito a lo post, es mi vida. Y como de vez en cuando hay que pensar cómo hemos llegado al punto en el que estamos, me he dado cuenta que todo comenzó con mi Iphone.

Sí, sí, un día mi Nokia 97 se estropeó y una amiga me dijo: “Tú necesitas un Iphone”. Porque nosotras no queremos cosas, las necesitamos. Así, en imperativo. Y yo que soy muy obediente, allá que me fui. Después de peleas con las tan amables compañías telefónicas y tal ¡lo logré! Pasé por los torpes comienzos como tanta otra gente: “No se oye!!” “¿Le has quitado el plástiquito?” y todas esas cosas. (No valen risas que he hecho un estudio y sé que le ha pasado a más personas).

Descubrí que sin Internet ese aparatejo no tenía sentido. Me bajé aplicaciones, una detrás de otra. Empecé por las conocidas redes: Facebook, Twitter pero llegó Instagram, luego Foursquare, después Soundtracking, últimamente Viddy... Mi pantalla principal está que arde. Parece un parque temático con tanta luz y tanta señal pero a lo glamouroso, claro...

Compruebas felizmente que tu formación no se trata sólo de aulas, charlas y diplomas, que también depende de tu inquietud. Esto que parece obvio, no todo el mundo lo tiene tan claro. Y más si te criaste en la famosa época de la “titulitis”. ¿Os acordáis? ¡Hasta para pelar una patata te pedían un título! La diferencia es que ahora por muchos títulos que tengas no te dejan ni acercarte a las mondas de la patata...
Y para empezar a “cocinar” si seguimos con este símil, con el tema de Community tan oído últimamente necesitas varias cosas: La unión de una base, una licenciatura, experiencia en agencias, etc... con una forma de ser y una manera de moverse en Internet que hacen que puedas ser la voz o la esencia de la marca en la red.

Igual que un relaciones públicas no es el que reparte flyers en la puerta de un pub (trabajo muy digno donde los haya), tampoco es Community aquel enganchado a las redes a nivel personal. ¿Y porqué digo esto? Porque de nuevo tengo que estar, como muchos otros, con el machete y la brújula, abriéndonos paso. Pero mientras ¡nosotros nos seguiremos divirtiendo!Enlace
Post escrito para El Rincón del Publicista. Publicado también en el Diario Levante EMV.

3 comentarios:

  1. Me he metido en el mismo tema recientemente, ¡estoy formándome como Community Manager! :)

    ResponderEliminar
  2. Perdonen, perdonen. ¿qué es Viddy, algo que me complicará, más, la vida?

    ResponderEliminar
  3. Has resumido muy bien la profesión de moda... Lo que me pregunto es, ¿Cuándo pase la fiebre y se estabilice el tema, quién se quedará realmente de Comunity Manager en las empresas? ¿Los que han estudiado publi? ¿Periodismo? ¿Quizás los que se están directamente especializando en cursos específicos de 'Comunity Manager'? La verdad, no lo sé.

    Personalmente soy un friki de las nuevas tecnologías y me encanta todo ésto ocmo a ti, pero tengo claro que, profesionalmente, el periodismo (En mi caso) va por delante.

    Un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar