19 de agosto de 2014

Tres meses en una startup

Hoy hace tres meses que, gracias a un checking, empecé en el mundo startup

Había oído hablar de ellas, por supuesto. Había ido a charlas y a eventos relacionados. Pero de pronto, como si de la mano que sale del espejo en plan Narnia se tratara, entré. Y me atrapó.

Me buscaron y eso ya es un lujo. Se tomaron la molestia de pensar en mí y de dedicarme tiempo. Conocía a gente que estaba en el proyecto, nos seguíamos en redes sociales y un buen día hice checking en la Apple Store, que está al lado de mi oficina actual. Rápidamente me sonó un Whatsapp: "He visto que estás aquí cerca. ¿Nos tomamos un café?" ¡Por supuesto! Salgo del Genius y nos vemos, le respondí. Y así fue. @iteijon me empezó a explicar lo que estaban haciendo en @momentum_do y que el CEO de @influencity Dani @dansanchezp me buscaba. 

Dos horas después dije que sí. No sin pensarlo pero la decisión estaba clara. Un loft blanco con paredes llenas de postits de colores, mesas blancas con ruedas y pantallas con la manzanita. Mi Mac ya no estaría sólo. Los balcones a una de las calles más céntricas de Valencia eran la guinda del sitio. 

El continente estaba muy bien. Pero si hay algo que no funciona en el mundo startup son las apariencias. O vales o no vales. O lo haces o no lo haces pero no te quedes en medio bloqueando la highway

Y lo que había y hay dentro me fascina mucho más. Cuando todo el país anda cabizbajo con la nuca mirando al cielo, arrastrando los pies y preparando la maleta, me encuentro con un grupo de personas excepcional. 

De todos los ámbitos profesionales, de todas las ciudades, con todos los pasados posibles, pero que quieren construir algo diferente. Saben de lo que hablan y si no lo conocen, lo buscan y lo aprenden. Esa manera de ser, de pensar, de actuar, de estar seguro que nada es seguro, da una gran base para crear. 

En el ambiente se nota el esfuerzo, las horas sin dormir, los ojos cansados de estar tantas horas cara a un ordenador, a una pared, al techo... Pero se nota más si cabe el entusiasmo. Ganas es lo que hay. Ganas y sueños. Y si a todo eso se le une sabiduría, con todas las letras, tienes esto. 

Hace tres meses que me senté en una silla aquí y cada vez tengo los ojos más abiertos de tanto aprender y la cabeza más alta de lo orgullosa que estoy de esta gente, que además tengo la suerte de reírme mucho con ellos. 


Tres meses en una startup. Tres socios brillantes: Dani el CEO @dansanchezp, Paco, CTO @fcastillosa y Alberto CDO @albertvilva Grandes los tres como mi MA, Pepa @pulgarcitape. Somos ruidosos, porque lo somos, nos cuesta contener las carcajadas, porque nos cuesta, pero trabajar así es oro. 

¡Gracias #influteam!

2 comentarios:

  1. Por muchos meses más, Clara
    ¡Felicidades!

    ResponderEliminar
  2. La emprendedora más valiente que he visto!! Tomaste la decisión de lanzarte a la piscina (con poca agua) en unas horas!!
    Ánimo que estáis haciendo un trabajazo y encima disfrutando en el camino :)

    ResponderEliminar